2018:  "Año de la Promoción de la Chotanidad"

Alma Chotana

•Imprimir•
•PDF•


(En el centenario de la quema de Chota por el invasor chileno)

 

¡Las llamas están quemando

el acero de mis venas!


Ojo inmenso de la noche,

la Luna ya está aguaitando,

ojo agorero de tuco

que vislumbra el holocausto.


Mi Chota, sola y heroica,

desamparada en el campo;

sus hijos lejanos andan

por Cárcamo y por San Pablo.


Cuando el enemigo llega

con antorchas y caballos,

alisos y sauces tiemblan,

tiemblan de sólo pensarlo.


Ya el enemigo cobarde

le ha prendido las entrañas,

y en vez de humo negro salen

rojas coronas de patria.


El alma chotana se forja

en el crisol de esa hoguera;

¡Las llamas están quemando

el acero de mis venas!


El viento chotano ruge

para apagar la candela;

y las llamas se defienden

con la bravura de guerra.


¡Llamen al Río Chotano

a que apague esas hogueras,

y que tiemple para siempre

el acero de mis venas!


Picoteando en la noche,

las llamaradas se elevan

y el alma chotana al cielo

orgullosamente llega.


Surgirá Chota, indomable

Fénix, de este fuego fatuo,

orgullosa, altiva, bella…

fiel cuna de mis hermanos.


La Luna sigue aguaitando

con su pupila agorera,

¡las llamas siguen quemando

el acero de mis venas!

 

Autor: César Gilberto Saldaña Fernández

* Poema incluido en el libro "Alma chotana" (1991), donde también encontramos "Rondero chotano", "La lecherita" y "Machete".

* El cuadro de la parte superior corresponde al artista bambamarquino-chotano Glicerio Villanueva Medina, ambientado en el incendio que sufriera nuestra ciudad a manos de las fuerzas invasoras chilenas, el 29 y 30 de agosto de 1882, como represalia por la derrota que éstos sufrieran en San Pablo, poco tiempo atrás, donde los chotanos tuvieron una decisiva participación al mando del Crnel. Manuel Antonio Sánchez.

•Escribir un comentario•

Use letras minusculas en su comentario.
Use un lenguaje respetuoso, caso contrario el comentario será descartado.


•Código de seguridad•
•Refescar•