Saltar a contenido principal
Poesía

Los Apodos

Por 14 de Abril de 2011Agosto 7th, 2022No Hay Comentarios

LOS APODOS

Marco Abel Carvajal Atencio

SE UTILIZA

EL SOBRENOMBRE

SIN LA PILA BAUTISMAL,

SON ANTIGUOS POR IGUAL

EL CAÑAZO Y EL TAMAL.


En Chota, mi noble pueblo

Muchas costumbres existen

Que desde antaño subsiten

Como parte del acervo;

Así como se usa el verbo,

también  se usa el pronombre

pero en vez de usar el nombre

para el mejor conocer

o información tener

SE UTILIZA EL

SOBRENOMBRE.


Sé de familias enteras

Que entienden por sus APODOS

Ya que así, de todos modos,

Nos conocemos de veras; si nombre noble tivieras

O de invención genial,

Allá, en Chota, da igual,

El que el cura te regó

O el que el vulgo te endilgó,

SIN LA PILA BAUTISMAL.


Los “berracos” y los “chungos”

Son de los más conocidos,

Los “zorros” por resabidos;

Los “cachangas”, “diablopungos”,

Con los “chivos” y los ”lungos”

Son de vigencia ancestral

Y nadie lo tome a mal

Que los “casianos”, los “locos”,

Los munschos” y “cocorocos”,

SON ANTIGUOS POR IGUAL.


Existen también los “rucos”,

“minschulos”, “shingos” y ”trinches”,

Son populares los “chiuches”,

“pataches”, “patos”, “merucos”,

“guilos”, “moscos” y “shilucos”;

El listado es sin final,

Ingenioso, original,

Tan alejo y familiar

Como el “bizcocho de a par”,

EL CAÑAZO Y EL TAMAL.